Acqua Di Parma COLONIA 180Ml

Familia olfativa: Cítrica.

Notas de salida: cítricos sicilianos.

Notas de corazón: rosa búlgara y lavanda.

Notas de fondo: vetiver, madera de sándalo y pachulí.

Categorías: ,

138,00

EAU DE COLOGNE

Acqua di Parma, un símbolo del savoir-faire y el refinamiento italianos, representa el lujo discreto a través de sus elegantes fragancias y productos de estilo de vida.

Fecha de creación: 1916
Presidenta y directora general: Laura Burdese
Sede: Via Ripamonti, 99, 20141 Milán – Italia

Nos remontamos al 1916, cuando el barón italiano Carlo Magnani viaja a los epicentros de la cultura: París, Londres y Nueva York. Es en este momento cuando decide crear una fragancia destinada a ser un éxito atemporal: Colonia. Fresca y moderna, expresando el estilo de los italianos.

En los años 50, Colonia alcanzó el éxito internacional, cuando actores de Hollywood, invitados por los grandes maestros del cine italiano, descubrieron sus notas íntimas y refinadas en las históricas tiendas de sastres a medida. Actualmente, Acqua di Parma es un referente en el mercado del lujo, gracias a la producción de una serie de auténticas obras maestras de la artesanía tradicional italiana.

Acqua di Parma tiene convicciones muy claras como marca. La simplicidad es básica para la elegancia, especialmente para la elegancia italiana. Las cosas hechas a mano lentamente desarrollan una identidad, y la imperfección es la única forma verdadera de perfección.

Sus notas olfativas son inconfundibles. Una explosión de cítricos que nos aportan frescor y luminosidad. En su inicio encontramos esencias de cítricos sicilianos, que lentamente se conjugan con rosa búlgara y lavanda, aromas limpios y neutros, para finalmente acabar con un bouquet oriental.

COLONIA DE LA NOBLEZA ITALIANA. En el año 1916, eran muchos los miembros de la nobleza italiana que acudían a sastrerías para confeccionarse su vestimenta a medida. Por lo tanto, fueron los primeros en poder disfrutar de este delicioso aroma.

FRASCO ART DECÓ. Su frasco sencillo y elegante, incorpora el escudo del Ducado de Parma y el color amarillo, color que distingue los elegantes edificios de la ciudad siciliana.

CLÁSICO ATEMPORAL. Su esencia fresca y cítrica, la convierte en un clásico que lleva años entre los productos de perfumería selectiva más deseados del mercado, debido también a su atemporalidad.

Ante todo, Acqua di Parma celebra la simplicidad, sinceridad, generosidad.