MENU CLOSE
cura divina

La Cura Divina. Ritual de belleza absoluto

Ayer, Perfumería Ibarrondo, tuvo el placer de asistir a un curso-formación de la firma Stendhal, una firma que revolucionó el mundo de la cosmética debido a sus iniciativas y su especialización científica.

Pionera en el uso del aceite de visión en cosmética, y primera, en lanzar un tratamiento anti-celulítico basado en una patente exclusiva, Stendhal, es una firma cuya trayectoria profesional está respaldada por su amplia experiencia. La cual afirma su posición a través de productos nuevos y de vanguardia, siendo LA CURE DIVINE de la linea PUR LUXE el último de sus tratamientos exclusivos.

La Cure Divine, es un ritual de belleza que reconstruye todas las capas cutáneas con el fin de que la piel irradie toda su juventud.
Combina el potente complejo Antiedad globalizador exclusivo de la línea PUR LUXE con las sustancias activas más eficaces.

Un tratamiento dividido en cuatro estilizados frascos que contienen un elixir que regenera la piel en profundidad. Cada frasco, cubre una fase del proceso, cumpliendo así un espacio de cuatro semanas.

SEMANA 1:
Fase de preparación.
Se trata de una fase de REEQUILIBRACIÓN. Los residuos celulares acumulados con el paso del tiempo aceleran el envejecimiento cutáneo, gracias a el EXTRACTO DE ÁRBOL de la SEDA, la piel expulsa las toxinas de las células para limpiarla en profundidad y reactivar la producción de energía, creando así una piel purificada, reequilibrada, calmada y lista para los próximos tratamientos.

SEMANA 2:
Fase de tratamiento.
Se trata de una fase de NUTRICIÓN. Con la edad, la calidad y la cantidad de lípidos de la capa externa de la epidermis disminuye. La piel se seca y pierde confort y resistencia, REFORCYL estimula la producción de esos lípidos para nutrir la epidermis desde el interior y mejorar así la flexibilidad y resistencia.

SEMANA 3:
Fase de tratamiento.
Se trata de la fase de REGENERACIÓN. El extracto altamente purificado de la HIERBA DE TIGRE aumenta la producción de colágeno reparando el tejido cutáneo y favoreciendo la microcirculación, haciendo que la piel se renueve y recupere su tonicidad y firmeza.

SEMANA 4:
Fase de redinamización.
Se trata de la fase de REVITALIZACIÓN. El GINSENG PERUANO inyecta una dosis de vitalidad en las células cutáneas y estimula su metabolismo. Además aumenta la cantidad y eficacia de las células a la vez que reactiva los mecanismos anti-edad. Rebosando así energía y difuminando las arrugas visiblemente.

Una cura divina que reconstruye la piel al completo mediante activos naturales y con resultados notables, dejando la piel mas luminosa, lisa y regenarada. ¿Te animas a probarlo?
Feliz Semana.


Comparta sus opiniones