¿Sabías que las velas aromáticas, aparte de perfumar nuestra casa, también mejoran nuestro estado de ánimo y nuestra salud? Dice la historia que el encender una vela se trataba como un acto ritualístico. En muchas culturas, más allá de su propósito de iluminar, también eran utilizadas como un acto de misticismo y liturgia. En cierta manera, las velas aromáticas siguen cumpliendo la misma función que entonces, y seguimos prendiéndolas como si nuestros actos también formaran parte de un ritual. Encendemos velas buscando una paz y una tranquilidad que recibimos a través de sus aromas. Algo tendrán para haber sobrevivido a tantas culturas y a tantas épocas.

Está comprobado que ayudan a bajar la presión sanguínea, a calmar los nervios y a combatir la depresión, además de reducir el dolor provocado por la migraña, entre otros muchos beneficios.

En Ibarrondo sentimos gran predilección por ellas, especialmente por las de Acqua di Parma. ¡Disfruta del aroma, la paz y la tranquilidad que proporcionan las velas aromáticas!

A la hora de adquirir una vela aromática tienes que tener en cuenta las estaciones del año. Los aromas cítricos, frescos y verdes, son propicios para las épocas más calurosas del año, mientras que velas con notas más contundentes y poderosas, corresponderían a los meses en los que el frío se apodera del tiempo.

Las velas aromáticas crean ambiente, crean hogar y crean intimidad. No dejes de ver nuestra colección de velas aromáticas en las que encontrarás los aromas idóneos para ti y tu personalidad con los que puedas crear ambientes relajados, cálidos y confortables.

¡Descubre la que mejor se adecúa a ti y a tus necesidades en nuestra sección de velas aromáticas!

Filtrar Cerrar
Visualización

Mostrando todos los resultados 9

Página
1
/ 1

¿Sabías que las velas aromáticas, aparte de perfumar nuestra casa, también mejoran nuestro estado de ánimo y nuestra salud? Dice la historia que el encender una vela se trataba como un acto ritualístico. En muchas culturas, más allá de su propósito de iluminar, también eran utilizadas como un acto de misticismo y liturgia. En cierta manera, las velas aromáticas siguen cumpliendo la misma función que entonces, y seguimos prendiéndolas como si nuestros actos también formaran parte de un ritual. Encendemos velas buscando una paz y una tranquilidad que recibimos a través de sus aromas. Algo tendrán para haber sobrevivido a tantas culturas y a tantas épocas.

Está comprobado que ayudan a bajar la presión sanguínea, a calmar los nervios y a combatir la depresión, además de reducir el dolor provocado por la migraña, entre otros muchos beneficios.

En Ibarrondo sentimos gran predilección por ellas, especialmente por las de Acqua di Parma. ¡Disfruta del aroma, la paz y la tranquilidad que proporcionan las velas aromáticas!

A la hora de adquirir una vela aromática tienes que tener en cuenta las estaciones del año. Los aromas cítricos, frescos y verdes, son propicios para las épocas más calurosas del año, mientras que velas con notas más contundentes y poderosas, corresponderían a los meses en los que el frío se apodera del tiempo.

Las velas aromáticas crean ambiente, crean hogar y crean intimidad. No dejes de ver nuestra colección de velas aromáticas en las que encontrarás los aromas idóneos para ti y tu personalidad con los que puedas crear ambientes relajados, cálidos y confortables.

¡Descubre la que mejor se adecúa a ti y a tus necesidades en nuestra sección de velas aromáticas!